¿Qué comer para prevenir y tratar la gripa?

Conocido como el “flu season”, es la época del resfriado común o gripa y es cuando los virus como la influenza alcanzan su mayor actividad de contagio. Esto ocurre principalmente entre los meses de octubre y febrero, es decir, en las épocas de otoño e invierno. Si bien, la influenza estacional puede detectarse todo el año, esta es la época donde se registran la mayor cantidad de personas afectadas por este tipo de virus. Existen muchas medidas para evitar contagiarte, pero la más importante sigue siendo la prevención. La alimentación adecuada es imprescindible para un sistema inmunológico fuerte y sano, que sea capaz de defender tu organismo del contagio. Te comparto algunos alimentos que pueden ayudarte a subir las defensas naturales del organismo, para la prevención e incluso el tratamiento del resfriado común o gripa.

 

  1. Frutas muy ricas en vitamina C: todos sabemos desde pequeños la importancia de una dieta rica en vitamina C. Este potente antioxidante es clave para un sistema inmunológico sano. Aquí entran las frutas como la naranja, limón, mandarina, guayaba, toronja, piña, fresas y kiwis. Prepáralas en jugos, cómelas enteras.
  2. Vegetales de color verde oscuro: También contienen importantes cantidades de vitamina C, pero además son ricos en minerales que ayudan a tu cuerpo a regenerarse. Adicional a esto, la clorofila contenida en estos vegetales es un potente desintoxicante, oxigenante y alcalinizante del organismo. Una gran forma de aprovechar la clorofila de los vegetales de hoja verde es tomando precisamente los jugos verdes. También recomiendo incluir vegetales en tus comidas.
  3. Ajo: es conocido por sus potentes propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antibacterianas y antivirales, aumenta la función inmunológica de organismo y es reconocido como un potente antibiótico natural. El ajo es muy versátil, puedes usarlo para darle gusto natural a tus alimentos, en salsas, en tés calientes. También si tienes el hábito de los jugos verdes, recomiendo poner un ajo en tus jugos al menos dos veces por semana.
  4. Jengibre: reconocido por su poder medicinal, muchos estudios demuestran sus propiedades antibacterianas, antivirales y antioxidantes. Además, contiene vitamina C. Pon unos 2 cms de jengibre fresco en tus jugos verdes y tés calientes. Si se te antoja algo fresco, prepara un agua de fresa, limón y unos 2 cm de jengibre. Endulza con un poco de Stevia o piloncillo. También puedes usarlo en polvo, siendo una cucharadita la cantidad por vaso de jugo o taza de té.
  5. Cúrcuma: se ha utilizado en la medicina tradicional china e india durante miles de años. Contiene un compuesto medicinal llamado curcumina, un potente antiinflamatorio, antioxidante y antiviral. Úsala también en tus jugos verdes, prepárala en tes calientes o con un poco de leche caliente. Si la usas fresca agrega unos 2 cms, si la compras en polvo es una cucharadita. La cúrcuma no debe faltar en tu hogar, pues también es muy conocida por sus propiedades anticancerígenas.
  6. Manzana: seguro has escuchado la frase “una manzana al día mantiene al médico en la lejanía”. Pues las manzanas están cargadas de nutrientes, y son ricas en vitamina C. Son incluso consideradas un super alimento. Es una fruta neutra que puedes usar en tus jugos verdes para mejorar su sabor, y combina con todas las frutas y vegetales. Cómelas también enteras.
  7. Alimentos ricos en betacaroteno: un potente antioxidante que ayuda a neutralizar los efectos de los radicales libres.  Se transforma en vitamina A dentro de nuestro organismo, un nutriente esencial. Las mejores fuentes de betacaroteno en frutas y verduras son: zanahoria, brócoli, tomate, espárragos, melón, betabel, papaya, durazno, calabaza, sandía y los vegetales de hojas verdes como la espinaca y el kaleo col rizada.

Recuerda llevar una alimentación muy rica en vegetales y frutas, cereales enteros, alimentos integrales, grasas saludables. Pero más importante aún es evitar los alimentos que literalmente nos enferman y uno de los más dañinos es el azúcar. Trata al menos en esta época de eliminar los alimentos ricos en azúcares, causan inflamación, debilitan el sistema inmunológico y propician las enfermedades. Elimina sobre todo las sodas y los refrescos. Te garantizo que no serás parte de las estadísticas de contagio del famoso “flu season”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *