Las dietas no funcionan

“Más que una necesidad vital, comer es un acto cultural único, un testigo de la relación privilegiada que se establece entre el hombre y la naturaleza. Comer bien, es celebrar nuestra humanidad”. Dr. Richard Béliveau y Dr. Denis Gingras.

La preocupación de la mayoría de las personas es mantener un peso saludable. Hay cientos de dietas, muchos libros, programas de alimentación restrictivas y mucha información disponible para quienes se preocupan más por contar las calorías, controlar las cantidades en su plato y se preocupan menos por comer alimentos reales, verdaderamente nutritivos. Las dietas no funcionan, son temporales, y casi siempre hay un efecto rebote. Lo único que funciona es mantener un estilo de vida saludable, que como resultado nos permitirá tener un peso adecuado, pero lo más importante, nos garantiza gozar de una buena salud y bienestar.

¿Por qué estoy tan segura? Soy mamá de dos niños pequeños, nunca he tenido problemas con mi peso, por lo tanto no sé lo que es hacer dieta, pero desde que nació mi primer hijo, no pude volver a tener el peso que tenía antes de embarazarme. Cambio metabólico, hormonal, estilo de vida, todo se junta. Para entonces pesaba 68 kilos, con una estatura de 1.66 cms.  La báscula en el baño era mi castigo “Subí dos kilos este fin de semana. No debí comerme esa hamburguesa o comer tantos tacos o tomarme el litro de refresco” Y llegaba el arrepentimiento, y así todas las semanas. ¿Alguién se siente identificado? Tengo dos años llevando un estilo de vida saludable, peso 57 kilos. La báscula tiene un año guardada, no tuve que volverme a pesar, me he mantenido así, sin sufrimiento y me siento mejor que nunca.

Aquí algunos tips:

🍕 Elimina los alimentos altamente procesados. Además de que no aportan los nutrientes esenciales que requerimos para estar sanos, están llenos de aditivos, colorantes, azúcares, conservadores, grasas, son adictivos y con efectos perjudiciales para nuestra salud.  Hoy en día se les conoce como alimentos obesogénicos, son ingredientes que incorpora la industria para mejorar el sabor y conservar por más tiempo los alimentos. Son muchos, no los digiere bien nuestro organismo, nos producen ansiedad  y nos están intoxicando.  La única forma que podemos eliminarnos es evitando todo lo empacado con la leyenda “listo para servir” o “listo para el microondas”. Nos ahorran tiempo ¿pero no está tu salud primero?

🍖Limita el consumo de proteína animal. Mi recomendación: reduce el consumo de las carnes rojas, a una vez por semana y haz el “lunes sin carne”. El consumo excesivo de proteína animal ocasiona el aumento de peso y  de grasa corporal. El pollo, la carne más consumida en el mundo, está lleno de hormonas para su crecimiento y antibióticos, que cuando lo consumimos van directo a nuestro organismo. Prefiere siempre las carnes y el huevo  orgánico o animales de libre pastura.  Busca sustituir  por la proteína vegetal, hay muchos alimentos que la contienen como las legumbres, semillas de chía, linaza, la espirulina, también la quinoa y el amaranto. Para que tengas una idea, con una porción de 30 gramos de  semillas, puedes sumar en promedio, unos 6 gramos de proteínas a tus platos, y una tasa de frijoles equivale a 15.2 gr de proteínas.

🍰Controla el consumo de alimentos altamente refinados principalmente el azúcar refinada, también el pan, pasta y arroz blanco son solo carbohidratos y se metabolizan igual que el azúcar. Cuando consumes estos alimentos estás mandando un mensaje hormonal, por medio de la insulina, a tu cuerpo que dice: “almacena más grasa”. Sustituye por opciones integrales o hechos con base a granos enteros, que contienen el salvado del grano y sus nutrientes.

🚫El azúcar refinada es el responsable directo del aumento en las estadísticas de obesidad y diabetes a nivel mundial, causa ansiedad, debilita el sistema inmunológico, interfiere en la absorción de ciertos minerales y estudios la han relacionado con el desarrollo de ciertos tipos de cáncer. Todo tiene azúcar, en sus distintos nombres, prefiere siempre la miel, el piloncillo, azúcar moscabado y la stevia (que sea de extracto de la planta).

🥃Bebe de 6 a 8 vasos de agua al día, indispensable para realizar muchos de los procesos vitales y limpiar el organismo.

🍎 Come muchas frutas y verduras. Consúmelos en el desayuno y el snack . El snack “perfecto”es una manzana, una pera, banana o frutos secos. También puedes optar por galletas saludables, o palitos de jícama, pepino y zanahoria. Aportan vitaminas y minerales para mantenernos saludables y llenos de energía,  y la fibra, es indispensable para un sistema digestivo sano y eliminar desechos

🌿 ¡Come verdes! ¡Muchos verdes!  Trata de acompañar todas tus comidas con alimentos vivos, naturales, crudos  como los vegetales de hojas verdes. ¡Come ensaladas! Y si te cuesta mucho ¡toma jugos verdes! Una excelente opción para incorporar verduras y vegetales a nuestra dieta. Los verdes cambiarán tu vida.

🥑Evita las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas que encontramos en los aceites comestibles y las grasas trans. Promueven el aumento en los niveles de colesterol y triglicéridos,  y el aumento de peso. Sustituye por grasas saludables, prefiere aceite de olivo extravirgen, el de coco, el aguacate y los frutos secos. El aguacate es una maravilla para mantener los niveles de colesterol malo a raya. ¡En casa lo consumimos a diario!

🍉¡Sustituye el postre por una fruta de temporada! Un postre de vez en cuando no está mal, y ya hay muchas opciones saludables en el mercado, pero si lo tuyo es el postre luego de la comida, prefiere una fruta.

No consumas sodas, bebidas gaseosas y jugos comerciales. Además de las grandes cantidades de azúcar, colorantes y aditivos, estas bebidas están muy documentado ocasionan hipertensión, cardiopatías, pancreatitis, obesidad, disfunción hepática, diabetes y adicción. En estas bebidas además se encuentra el ácido fosfórico que desmineraliza los huesos y edulcolorantes asociados con el riesgo de padecer cáncer. Cuando las consumes en las comidas provocan fermentaciones impiendo la correcta asimilación de los nutrientes. Las infusiones sin endulzar son una excelente opción como sustituto, y si no ¡toma agua natural!

🍽 Come 5 veces al día, en porciones adecuadas. Evita los “atracones”.

🍱¡Desayuna! El desayuno aporta la energía que necesita el organismo para iniciar el día y no hacerlo, puede ser un factor de sobrepeso. Opta siempre por un desayuno saludable (Proteinas + Fibra + Grasas Saludables + Carbohidratos complejos)  y empieza con un vaso de agua en ayuno y un jugo verde.

🍳 ¡Cocina en casa! Consiéntete y consiente a tu familia. Eso siempre me recuerda a mi abuela y a mi mamá, porque no hay nada como el sazón del hogar.

Practica el ayuno nocturno de 10 a 12 horas, evitando comidas pesadas en la noche. Trata de hacer tu última comida a las 7pm. Esto permite continuar con el proceso natural de desintoxicación del cuerpo que ocurre por las noches y le das un descanso a tu sistema digestivo.

🍺Toma jugos de vegetales, están llenos de vitaminas minerales y enzimas que impulsan la buena salud y apoya en la prevención de muchas enfermedades. Consúmelos en ayuno, al menos 30 min antes de la primera comida del día.

Escucha tu cuerpo. Aprende a comer únicamente los alimentos que te caen bien, no porque sea natural es bueno para todos. Conociéndo lo que te hace bien será más fácil tener un peso saludable y mantenerte. También una correcta digestión tiene un efecto directo en el sistema inmunológico.

🚴¡El ejercicio a diario es imprescindible! El sedentarismo, es una de las principales causas del sobrepeso. Camina, sube y baja las escaleras. ¡baila!. Mantente activo.

Recuerda que lo que haces regularmente es lo que tiene realmente un impacto en tu salud, positivo o negativo, y no lo que hagas ocasionalmente.

Con amor ❤,

Dany.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *